Ella

Soy dos en una,

mientras observo

me observo.

En el tren de camino a alguna parte… 

Está trabajando en el compartimento de siempre en el tren de siempre a la hora de siempre de camino a casa. Otras personas hablan por teléfono, se comentan su día, se pelean, se ríen, lloran. Ella está sola con su ordenador, su material de trabajo y sus pensamientos. 

Hay días que tiene por costumbre hacer un alto en su cotidiano estar, para sacar de vez en cuando su cuadernillo rojo y tomar apuntes: una palabra, un gesto, un olor, una luz, un color, todo es pretexto para plasmarlos en su raída libreta.

Allí los guarda ella con celo. «Ya me sentaré a escribir», se consuela. Llegará a casa y después de una merecida pausa se sentará con tranquilidad a transcribirlos; con una copa de vino, un cigarrillo, una luz a medias y, sobre todo, sin ruido —ama el silencio—.

Pero hay otros días, como hoy, que no tiene ganas de observar, ni de escribir, ni de corregir o de reinventar, así que simplemente lee.

Leer también es una forma de retroalimentar su creatividad porque ella es solo eso una aspirante de escritora, una aprendiz de historias.

Hoy viajaremos en el tiempo

¿Sabéis que a veces no es preciso salir de casa para embarcarte en los viajes más curiosos?

Estamos hablando de esos viajes interiores que nos llevan por esos caminos empolvados de la memoria. No viajamos ni en tren, ni en coche, ni en taxi, ni en avión, ni en bicicleta, ni siquiera a pie.

Viajamos con la mirada, cuando fijamos nuestros ojos en esos lugares tan cotidianos y tan comunes que, casi no nos damos cuenta de que forman parte de nuestro propio camino recorrido.

Esta fotografía ha captado, sin querer, ese momento. Y, como consecuencia, ha puesto en marcha el motor de los recuerdos.

Es temprano, —me levanto y observo— durante la noche ha nevado. Parece que hace frío. Mi árbol preferido está allí, aunque encorvado y mustio, brilla. Siempre me sorprende la capacidad que tiene de presentarse ante mis ojos: austero y altivo al mismo tiempo.

Me detengo ante la ventana, — me acerco tanto, pero tanto— casi puedo tocar con la punta de mi nariz el vidrio empañado y curiosa observo. Observo como se ha acumulado, entre los tallos y sus nudos, esos diminutos y leves copos de nieve azulados, violáceos, plateados, etc. reposan allí sosegadamente sobre esa arqueada rama. Reposan como esos recuerdos acuñados en alguna parte de la memoria.

Me embarco, entonces, en esa máquina del tiempo: retrocedo. Mi mirada se extiende más allá y tropieza con esa vieja escuela primaria iluminada. Reminiscencias me llevan sin querer, y, a una velocidad vertiginosa, a la época escolar de mis pequeñas.

Por siete años fue su casa, su templo o su vivero. Allí aprendieron a ser niñas, a ser amigas, a ser compañeras, a ser alumnas, a ser personas de bien. Allí se les cuidó y esa semilla plantada en casa germinó para convertirlas en las mujeres que hoy son.

Allí, en esa misma escuela se educó su abuela, la madre de su padre. En minutos no he recorrido kilómetros, he recorrido generaciones. Me he dado cuenta de que, en efecto, los tiempos han cambiado, pero el tiempo sigue siendo el mismo.

Desde esta ventana observo como este árbol sigue aquí, esa escuela sigue allá. Pero esos niños ya no están. Hay otros. Hay nuevos niños son las nuevas semillas.

El invierno es una estación que, al ser la última, al mismo tiempo trae consigo la esperanza, porque después llegará la primavera.

Somos ciclos y los viajes siempre son circulares. Nunca emprendes un viaje para quedarte de alguna forma regresas.

Mis diez lugares preferidos de Berna

Canal: Sprachlabor ELEna (YouTube)

¿Qué os puedo contar de nuevo? —Me pregunto—, y, al mismo tiempo me digo: —Berna es siempre un bonito motivo para comenzar el año—.

Quiero escribir (por lo menos) una vez por semana sobre algún lugar, (de los tantos lugares que he visitado), de aquellos de los que he aprendido o de esos que me han cambiado, que me han formado, que me han enseñado, que me han completado o que me han desarmado. Os llevaré a Asia, a Latinoamérica, a Europa, a Australia o simplemente a mi casa con mis fotografías o mis vídeos hechos con un „simple“ móvil.

Sin la espectacularidad de una cámara (no hay presupuesto), pero con las ganas de darles a mis „aprendientes“ un pre-texto dentro de un contexto para que les sirva de „pretexto“ para practicar su español.

Este vídeo fue el primero que hice a principios del verano del año pasado. Fue idea de uno de mis “aprendientes”. Él me preguntó si podía hacer vídeos cortos con temas que hayamos visto en clases. Esta idea me gustó, pero no sabía cómo comenzar.

Él me dijo que no me preocupe, que él iba a preguntar a su nieto y que el próximo miércoles me ayudaría a crear mi primer vídeo. Una semana más tarde este amable aprendiente de español me estaba enseñando cómo utilizar mi Iphone y la aplicación IMovie: genial.

El vídeo, además de describir mi camino al trabajo, también revela algunas curiosidades sobre Berna que me encantan.


EN EL ANDÉN


Sin sucumbir…

Entre trenes y andenes.

Recuerda cómo se embarcaba, metafóricamente, en ese andén meses antes. Cómo se subía a ese tren de alta velocidad rumbo a… no recuerda a dónde; a ese lugar que la enardecía enormemente.

Viajar no es solamente viajar a un lugar. Viajar conlleva la transportación, la transmutación, el recogimiento y la entrega de uno mismo. «Es también un viaje a tu interior, es un reencuentro contigo mismo», se repite. 

Ella viaja para conocer y para conocerse. Viaja para ver y para verse. Viaja para adquirir nuevas experiencias. Viaja para entregarse a la experiencia.

Ese no saber exactamente cuántas estaciones recorrerá, qué paisajes admirará por la ventana, cuántos túneles atravesará, todo eso es excitante.

¿Quién será ese compañero de viaje que compartirá con ella el mismo vagón? ¿Bastará solo un viaje para conocerse? Si por algún motivo ella abandonase ese tren, ¿se encontrarán en otro? Pero dónde, pero cuándo.

Son esos los momentos en los que Teresa quisiera tener la capacidad de descifrar sueños, abrir cabezas, leer pensamientos. 

Otoño 2012      

Arte de Rua

1B00E348-3E51-4904-9237-21C95AFE944F

GRAFFITI „ARTE DE RUA“

Acabo de salir de clases: son las cuatro de la tarde y camino. No estoy en Granada ni puedo escuchar a lo lejos la música de guitarras de los gitanos en el mirador de San Sebastián, pero la energía positiva de la gente aquí en „la orla“  es genial. Me gusta estar en estos lugares —es un regalo—. Salvador me ofrece otra cara cada día.

Tengo calor, tengo ganas de tomarme un agua de coco bien heladita, (pago menos de un franco) es casi un regalo. Mientras observo las gaviotas sobre la arena jugando con las olas, me bebo mi agua y doy gracias a la vida por este momento. En el aire se respira magia.

De repente, me fijo que alguien está pintando la pared de enfrente. Generalmente está mal visto (hasta lo que yo sé) este tipo de trabajo en la calle. Es un „garoto“ (joven) muy guapo con una gorra para protegerse del sol, que está pintando un grafiti —relajado—.
Me pregunto: ¿Es legítimo pintar en las paredes de Salvador? ¿Será que el gobierno lo permite? Curiosa me dirijo hacia él.
„Arte de Rua“ o arte callejero. Está muy de moda en el mundo entero y en Salvador también. ¡Qué interesante! Amé.

Él no lleva ni camiseta, ni guantes ni gafas, ni vergüenza. Sólo él, su arte y su juventud. ¡Qué maravilla!
Lo interrumpo. Después de elogiarlo, le pregunto:

Boa tarde!

Com licença.  posso façer uma entrevista com você?
– ¡Seguro! No tengo ningún problema.
– ¡Hablas español muy bien!
– ¿Qué haces?
– Que, ¿qué  hago? Pinto
-perdón, ¿Puedo hacerte unas preguntas para mi blog?
– Sin problema, pero debo seguir trabajando
– Perfecto

1.- ¿Quién eres?
Mi nombre es Carlos

2.- ¿Tienes un seudónimo?
Sí, mi seudónimo es „Tips“

3.- ¿De dónde eres y cuántos años tienes?
Soy de Chile, soy chileno, —de Santiago— y tengo 26 años.

4.- ¿Cómo puedo seguir tu trabajo?
Por Instagram „Carlos Drak“

5.- ¿Desde cuándo estás en Brasil?
Estoy aquí desde hace dos meses, pero no es la primera vez. Ya  estuve antes en Brasil en dos oportunidades. La primera vez en Rio de Janeiro y la segunda vez en São Paolo.

6.- ¿Has viajado por otros países para hacer grafitis?
Sí, he estado en algunos países de Suramérica como: Argentina, Perú, Bolivia, Ecuador. Y, también he hecho grafitis en estos países.

7.- ¿Porqué haces grafitis?
Existen muchos motivos para comenzar a „grafitear“. Para mí, personalmente, fue para relajarme y al mismo tiempo crear. No persigo un fin puede ser cualquier cosa: letras, expresiones abstractas, figuras curiosas de la región, etc.

8.- ¿Cómo puedes pintar ahora en la calle? ¿No está prohibido?
Es simple. Aquí en Salvador por ejemplo; puedes pedir permiso al dueño del muro, pared o tapia y, luego puedes pintar.

9.- Los grafiteros son conscientes que este tipo de arte callejero no perdura, ¿cuál es tu opinión?
Lo sabemos, pero también entre grafiteros hay un código de honor. No nos destruimos mutuamente, cuando el trabajo es bueno, ganamos prestigio. Lo que queremos es embellecer.

10.- ¿Qué motivo vas a realizar en esta pared?
Será un motivo que irá con el entorno. Puedes verlo después. Hasta para mí mismo será una sorpresa. Pues, todo influye: el ambiente, el clima, la gente, el mar, la luz, todo. Este motivo me tomará unas tres horas y ya son las cuatro de la tarde.
Muchísimas gracias por tomarte el tiempo de contestar mis preguntas. Espero que tu motivo sea un éxito. Ya vendré mañana a verlo. Él se despide con un guiño y una sonrisa.

Boa tarde!

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

SEVILLA

mein Auslandsemester

Der Hotlistblog

UNABHÄNGIGE BÜCHER – UNABHÄNGIGE VERLAGE

Verstecktes Paradies

ein blog von Foto.text.kunst

PPH

Pia Patricia Hofstättner

Zeilentänzer

Lesen ist ein Zauber.

indieflock

games without an army and a navy

kathinkatz

einfach.machen.

Wortgestalten

Buchtipps, Reiseberichte und was mir sonst noch einfällt

www.polzinecuador.wordpress.com

Elektromobilität in Ecuador - Wir sind dabei!

SU-mmerfield - Diagnose Leben

Aufklärung und Unterstützung bei Brustkrebs, Chemotherapie, Bestrahlung

Wendland Blog

Meine persönlichen Eindrücke im Wendland

Seelenworte

Schriftsteller • Layouter • Übersetzer • Fotograf • Filmemacher

Weit hinaus - ohne Grenzen im Kopf...

¡Seamos realistas y hagamos lo imposible!

%d Bloggern gefällt das: